Cómo distribuir el mobiliario de nuestra cocina.

Hoy vamos a hablar sobre la distribución del mobiliario de nuestra cocina. Una buena distribución de nuestros muebles nos va a ayudar a sacarle el máximo partido y rendimiento a nuestro espacio. 

Nos guiaremos por el conocido ‘triángulo de trabajo’. Que se basa en distinguir entre 3 zonas: Almacenaje, lavado/preparación de los productos y cocción. En muchas ocasiones estas se determinan en base a otros elementos (Ej, el lavabo ha de estar cerca de los desagües, la zona de cocción junto a las salidas de humo, etc). Teniendo esto en cuenta, empezaremos por presentarte 3 composiciones.

Cocina en L

Es una de las composiciones más utilizadas, se adapta muy bien a casi cualquier espacio. Concentra la zona de almacenamiento y refrigeración en las esquinas, dejando en el centro la zona de cocción y lavado.

Cocina lineal o en un frente

Se suele utilizar en cocinas alargadas y estrechas, donde a veces hay poco espacio. Es la mejor forma de simplificar de cara a la funcionalidad, esta distribución requiere más desplazamientos. Lo óptimo sería dejar la zona de cocción en el centro.

3.Cocina con isla 

Cerramos este post con la que es una de las composiciones más versátiles. La cocina con isla. Está dispone un banco de trabajo denominado isla. Este se puede utilizar a modo de espacio de cocción, fregadero o almacenamiento, de ahí su versatilidad.

Recomendable para espacios amplios, pues ha de respetarse un perímetro de al menos 90cm alrededor de la isla. 

Hemos hablado de estas 3 composiciones pero no son las únicas. En próximos post os iremos presentando nuevas composiciones para sacar el máximo rendimiento a tu espacio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *