Uno de lo pilares de un hogar es la cocina.

En ella vamos a pasar mucho tiempo por lo que es mejor convertirla en un espacio acogedor.

En Yelarsan eso lo tenemos claro y nuestro equipo de diseño trabajará a fondo para conseguir convertir tu cocina en un espacio cómodo, versátil y multifuncional.

Para concienciar de la importancia de la planificación. Os presentamos algunos de los errores más comunes que suelen encontrarse.


Electrodomésticos a alturas no apropiadas

Colocar los electrodomésticos en lugares muy altos o muy bajos es una mala opción.

Lo ideal es colocar el horno a una altura en la que no te tengas que agacharte para abrirlo.

Armarios pesados en paredes ligeras

A la hora de la colocación de muebles pesados, se ha de tener en cuenta la seguridad.

Debemos asegurarnos de que la pared donde tratamos de colocar el mobiliario es una pared maestra. Si por el contrario, está no lo es.

No queda otra opción que ayudarse de unos soportes especiales para fijar los armarios.


Fregadero con forma irregular

No hay que sacrificar la practicidad a por la belleza.
Lo ideal es un fregadero espacioso capaz de soportar altas temperaturas.
De cara a la profundidad una medida óptima estaría comprendida entre 165-200mm.

Esquinas sin aprovechar

A tener en cuenta sobre todo en cocinas pequeñas, donde cada centímetro cuenta.

Resulta importante pensar en las esquinas vacías y en consecuencia utilizar un mueble con bandejas giratorias o puertas plegables.

Luz insuficiente

El color del mobiliario es un factor a tener en cuenta, las cocinas con muebles de color claro, visualmente siempre van a estar mejor iluminadas de que las que contienen muebles de color oscuro.

Es necesario valorar esto a la hora de decidir la cantidad de lámparas con las que vamos a contar y los distintos niveles de iluminación con los que vamos a trabajar.

Lo recomendable es una luz principal desde arriba, y otras focalizadas en las distintas zonas de trabajo.


Suelo inadecuado para una cocina

Hay que considera la elección del material que vamos a colocar en el suelo de nuestra cocina.

Opciones como un suelo laminado quedan muy bien en el aspecto estético pero debido a la humedad puede inflarse con el paso del tiempo.

Si optamos por el embaldosado, este puede sufrir con la caída de platos, existe toda una serie de ventajas y desventajas.

En la actualidad hay distintas combinaciones y materiales específicamente tratados para solucionar este tipo de disyuntivas. ¿Lo mejor?, seguir las recomendaciones de un experto, como son nuestros técnicos de Yelarsan.

¿Reconoces alguno de estos errores en tu cocina?
¿Estás pensando en hacer un cambio en tu cocina?
Nos dudes en consultarnos, somos especialistas en cocinas a
medida totalmente personalizadas.

Consúltanos